Archivo de la etiqueta: Periodismo

El idealismo y la realidad pueden ser hermanos

Ryszard KapuœciñskiLos cínicos no sirven para este oficio es un tipo del que vale la pena hacerse amigo. En una realidad fundamentalmente dura y complicada de contextualizar, donde convergen culturas antagónicas y riquezas opuestas, es un manual ético que merece aprovechar para enderezar cualquier curva mal dada. No es un libro de Kapuscinski ni para Kapuscinski, sino con Kapuscinski. Tres charlas con el autor afrontadas sin corsés, sin límite para la explicación. Con una notable dosis de realidad e idealismo; dos conceptos que tendemos a separar, excusados en la crudeza, pero que bien merecen caminar unidos para la buena praxis periodística. Y vital.
El libro, y Kapuscinski en particular, nos sitúa continuamente en la África vista por un europeo sin prejuicios. Más persona que europeo, y más reportero que persona. El autor polaco ofrece numerosas píldoras sobre la ética periodística, probablemente antes de acusar su ausencia en España, donde cada uno de los periodistas del país diría algo bueno de sí mismo si caminara con Los cínicos no sirven para este oficio bajo el brazo. Es un libro necesario para los periodistas (y para los que no) porque ofrece una reconciliación con el oficio basada en una visión de la realidad detallada al extremo y la pasión a las personas, a las historias.
En definitiva, es el cerebro frente a la emoción, el valor frente la cobardía, el humanismo frente al material, el reporterismo frente al urgentismo, la descripción sobre la interpretación. El detalle sobre lo superfluo. Kapuscinski en este libro se expone, se desnuda éticamente y enseña de manera más o menos pormenorizada su realidad como humano y reportero, algo fuertemente vinculado, en un contexto de extrema complicación.
El libro exhibe todo lo contrario, por señalar a alguien, al periodismo patrio. Kapucinski prefiere a las personas y a las historias antes que a los personajes y su palabrería; opta por oír antes de hablar y comprender antes que acusar. Aquí sería un tipo señalado por vendernos la excelencia, pero muestra una verdadera oportunidad de progreso. “En el futuro, y para los valientes”, decía Víctor Hugo.
Anuncios
Etiquetado , ,

Otro golpe al periodismo

Tú, que estás al otro lado leyendo esto, ya lo sabrás: el periodismo está en un pésimo estado. No económico, también de valores, cultura, etc. Pero hoy se ha resentido por el lado más débil. El del trabajador que tiene la costumbre de llevar un sueldo a su casa para comer. Antes, probablemente, los que mandan en el medio con sueldos astronómicos pese a no haber dado una puñetera noticia en su vida, han vivido por encima de sus posibilidades. No de las suyas, por supuesto, sino de las del medio. Cuando se creían que el lector era gilipollas y compraría toda bazofia escrita que pasara por sus ojos por llamarse ‘X’. Hoy El País, mañana El Mundo. O Público. O cualquier otro.
A la espera de que resurja y con la ilusión de quien aún no ha comenzado a gatear en este mundo, hoy es un pésimo y triste día para el periodismo. 129 compañeros de El País han sido despedidos por el ERE dirigido por un señor que cobra alrededor de los 12 millones de euros anuales. El País siempre fue el diario de referencia en español. Con sus cosas buenas y sus cosas malas. Porque hacía periodismo. Ahora, con 129 tipos menos, es literalmente imposible que sea un periodismo de calidad. O de la misma calidad, al menos. 
Los que se quedan tienen tanta dignidad como los que se han ido, pero el periodismo es perseverancia y tiempo. Tiempo para formarse, contrastar, pensar, hornear y redactar. La reducción de personal obligará a hacer más con menos. Todo más rápido, menos profundo. Peor. 
Hoy, El País escribía un editorial sobre el ERE al que se verá sometido Iberia. Jamás se supo del suyo, evidentemente. Ya lo decía Stevenson: “Odio al cinismo más que al diablo, a menos que ambos sean la misma cosa”.
Etiquetado , , , ,

Martí Perarnau: “No creo que los propietarios de los medios estén interesados en que sus periodistas ejerzan la libertad para informar”

Segunda parte de la entrevista con Martí Perarnau

Pregunta: Hace pocos meses me dijeron en una charla que el periodista se aleja siempre de lo que desconoce. Por tanto, no trata de aprender, sino que se marcha…
Respuesta: En realidad no es el periodista, es el ser humano en general. Ojo, en estos tiempos, eh. Antes, el aprendizaje estaba bien visto. Ahora hemos ido primando la superficialidad. El periodista ha caído bastante en dicha tendencia, por supuesto. Pienso que una gran parte de los problemas del periodismo está en los periodistas. Es nuestra culpa. No toda, pero sí una buena parte.
Tanto el periodismo deportivo como el político puede que ya no se acerquen a lo que desconocen, sino que da la sensación de que viven lejos de la realidad, en una realidad profundamente sesgada.
La del periodismo es una crisis bastante profunda que padece la sociedad en general: la crisis de la intermediación. Para el buen funcionamiento social, la intermediación es imprescindible y toda ella está en crisis. Mires donde mires, la intermediación es el engranaje que mueve nuestro mundo y todos los intermediarios están en crisis profunda. En el caso periodístico, supongo que por varias razones, pero no podemos olvidar una de las principales: haber olvidado ese papel de simple intermediario. Que no es poco, por cierto.
Broncas, bipartidismo, voces, desinformación… ¿Cuál es el rumbo del periodismo deportivo?
Hacia ninguna parte. Rumbo desconocido.
Sin embargo, Perarnau Magazine escapa a filias y fobias. ¿Cómo nace la idea? 
Aproximadamente, por hartazgo.
¿Cuál es el plan de futuro para el Magazine?
Crecer moderadamente y con sentido; honrar la honestidad de la escritura y ser cada día mejores  intermediarios de la información, las historias y los análisis. Ocupar un espacio que los medios deportivos tradicionales, incluidos los digitales, no puedan llenar. Conseguir unos ingresos moderados que permitan recompensar como merecen a quienes aportan sus conocimientos. Y editar algunos pequeños libros muy especiales.
Por cierto, mencionando voces… ¿Aboga usted por un Consejo Audiovisual que regule los contenidos televisivos?
Me confieso poco amigo de reguladores. Hay un regulador mayúsculo que es el botón Off.
Y el modelo de financiación del periodismo, ¿hacia dónde puede reorientarse?
No lo sé. Si lo supiera ya lo habría implantado al cien por cien. Pero quedé gratamente sorprendido con el ensayo que hice entre marzo y agosto de Donaciones en el Magazine. Hubo una respuesta muy interesante que hace creer que hay una minoría dispuesta a colaborar económicamente por tener una publicación diferente.
¿Se puede tener libertad para hablar con claridad y vivir dignamente de periodismo?
La libertad tiene un precio y es el de tu nómina y el plato de sopa. Casi nada en estos tiempos que corren… No creo que los propietarios de los medios estén interesados en que sus periodistas ejerzan la libertad para informar.
Usted en ese aspecto juega con ventaja…
Absolutamente. No tengo ningún mérito. No depender de esa nómina te otorga automáticamente dicha libertad. El mérito auténtico lo tiene el periodista que vive de esa nómina e intenta ejercer una libertad informativa que le puede llevar al despido.
Y Twitter: ¿qué le ha aportado como persona?
Mucho más trabajo, pero básicamente conocer y contactar con gente a la que habría sido muy difícil llegar; volcar datos, informaciones o pensamientos de manera veloz; promover piezas del Magazine… Es algo que resulta pesado para quien recibe los avisos, pero cuando ves la reacción de centenares de lectores que van a buscar una crónica o una historia que has publicado, piensas que hay que seguir haciéndolo.
En Twitter es complicado hacer periodismo. Entendido al menos desde un prisma clásico.
Habría que preguntarse qué es periodismo. En los últimos años, a opinar de todo se le llama periodismo y pienso que es un error. El periodismo admite muchas definiciones, pero me quedo con la parte más esencial: la de informar a secas. Usain Bolt ha batido este récord mundial, Europa ha ganado la Ryder Cup… Lo más gratificante ocurrió durante los Juegos Olímpicos, cuando los tuits más sencillos, casi titulares de agencia de noticias, fueron los que más agradecimiento generaron. Llegué a pensar que la gente no desea tanta opinión y sí simple información. Al fin y al cabo, los tienen su propia opinión…
¿Le aconsejaría a alguien de 18 años que estudiara periodismo?
Le aconsejaría que lo aprendiese, que es ligeramente diferente. Por lo general, se aprende en la calle y en las redacciones, aunque lejos de mí alejar a esos chavales de la facultad. Al contrario: que lo estudien, pero sobre todo que lo aprendan.
Etiquetado , , , , ,

Martí Perarnau: “El reto es sustituir a Xavi con alguien que se asemeje, y sin que la partitura cambie en exceso”

“Guardiola evolucionaba el equipo no cada año, sino cada semana. Lo hacía porque le conocían la partitura y era consciente de que siempre necesitaba proponer un paso desconocido al rival”

-Pregunta: Para jugar al fútbol, decía Juanma Lillo que la mejor forma de protegerse es tener la pelota. Sin embargo, vemos como triunfan equipos que renuncian a posesiones largas: el Atlético, el Chelsea… Incluso el propio Real Madrid.
-Respuesta: No hay una receta única para jugar al fútbol. Ni una fórmula infalible. Incluso puedes ganar partidos sin balón, sin espacios, sin dominio y sin chutar a portería. Como la vida, el fútbol combina lo complejo y lo sencillo, lo fácil y lo difícil. Y las certezas de ayer son la incertidumbre de hoy.
-Aunque, este año, el Madrid no parece haber encontrado la partitura exacta. No solo resultados, sino la senda a seguir.
-Al final, un equipo es él y sus circunstancias. Por tanto, también sus rivales. Nadie juega solo, sino siempre contra alguien, que también progresa, aprende y mejora. Y también uno mismo a veces se queda conformado con lo conseguido anteriormente o le cuesta desperezarse. El Madrid ha empezado regular, buscando reencontrarse. Y lo más probable es que lo consiga.
-¿Se imagina desde el inicio del partido el doble pivote Modric-Alonso en el Madrid?
-Sí, ¿por qué no? Ahora bien, ¿en qué partidos? Eso dependerá de la dinámica que consiguiera desarrollar esa pareja. ¿Mascherano de central? En una buena dinámica fue brillante. Ahora mismo, agarrotado por su error en el Bernabéu y la ausencia de Piqué o Puyol, Mascherano parece un flan. Son los momentos del fútbol: aparecen y desaparecen.
-Cambiando de barrio, dice Zubizarreta en ‘Senda de Campeones’ que lo bueno que tiene el Barça es que los rivales no entienden o entendían su partitura. Por novedosa  y por ejecución casi perfecta del juego de posición. Ahora parece que Chelsea, Levante o Madrid comienzan a entenderla. ¿Qué podrá devenir si la entienden más equipos y el Barça pierde la genialidad siempre imprevisible de Messi?
-Pienso que sí, ya son bastantes los equipos que han descifrado la partitura. Entre otras razones porque interpretar constantemente la misma conlleva que el rival también la aprenda. Ahora lo que toca es introducir nuevos compases, tarea desde luego complicada.
-Uno de los cambios más nítidos con tito en el banquillo es que Xavi juega más atrasado, más clásico y, con diferencia, mejor que el año pasado. ¿Puede acusar el desgaste de la posición a lo largo de la temporada?
-Hay que esperar para ver dónde acaba Xavi esta temporada. Ha empezado muy cerca de Busquets, a menudo en paralelo a él, pero las correcciones le han llevado siempre más adelante, donde es fundamental. Xavi está jugando bastante bien y personalmente lo atribuiría a que está recuperado de su lesión en el soleo. Eso es fundamental para él.
-Aunque no haya otro igual, ¿tiene recambio el Barça para Xavi? Pienso, por ejemplo, en Thiago, Sergi Roberto o Samper…
-Nadie será como él. El resto consiste en sustituirle con alguien que se asemeje y sin que la partitura cambie en exceso. Pero cambiará. Será una música parecida, aunque distinta. A Sergi Roberto no le veo en ese papel. A Thiago quizás sí, según vaya evolucionando. Mejoró mucho defensivamente el año pasado y tiene un gran porvenir, pero creo que debe ser Thiago más que Xavi bis. En cuanto a Samper, se le está formando como mediocentro puro y único. No es Busquets ni es el primer Xavi que jugaba de 4. Tiene un cierto aire Guardiola, incluso en sus defectos, esa relativa lentitud en la transición defensiva…
-Llega Tito Vilanova e introduce variantes tácticas como la idea inamovible de defensa de cuatro y dos jugadores permanente-mente abiertos. ¿Darwinismo del juego de posición ante respuestas rivales o convicciones propias de Tito?
-Guardiola evolucionaba el equipo no cada año, sino cada semana. Lo hacía porque le conocían la partitura y era consciente de que siempre necesitaba proponer un paso desconocido al rival. Unos salían mejor que otros. Por ejemplo, el en último medio año, unido a la lesión de Xavi y el proceso hacia Cesc, las evoluciones no funcionaron bien y quedaron pendientes de soluciones. Vilanova ha empezado con buen pulso pero muy moderado, intentando encontrar esas soluciones. Sin éxito por el momento, pese a los resultados. Pero va probando cada semana pequeñas nuevas cosas hasta que encuentre esas soluciones. Por supuesto, no sé cuáles son.
-¿En qué medida condicionan estas variantes al modelo?
-El modelo no cambia. Vocación ofensiva máxima y búsqueda del balón como uno de los fundamentos. Lo que se está modificando es la interpretación de la partitura y aún suena disonante.
-Hablando de darwinismo y adaptación. Alexis aún está lejos de llegar, pese al impacto per se del jugador…
-Desconcertado con Alexis. Es un diamante en bruto que, por momentos, pareció engarzar a la perfección. Recuerdo el Madrid-Barça de diciembre pasado, por ejemplo. Pero se ha ido diluyendo en sí mismo, posiblemente víctima de las exigencias del modelo de juego. Ahora mismo, dudo de él, lo que no me ocurrió en su primer curso.
-La sensación es que con dos extremos y dos laterales anchos, la banda se sobrecarga y se desocupan algunas zonas interiores. ¿No podría el Barça renunciar a un extremo para ganar un hombre más por dentro que favoreciera el juego de posición -ejemplo de Jordi Alba en la selección-? 
-A Vilanova, la resolución de los partidos le está llegando a través de dos extremos abiertos y un 9 que agite a los centrales. Eso obliga a jugar con tres defensas. Y en ese momento, la transición defensiva del Barça es mucho mejor. Quizás esté reflexionando al respecto.
-Tras algo más de un mes de temporada, ¿podemos seguir afirmando que Tito es la continuación del modelo?
-Sin duda alguna. Pero por otro lado es un director de orquesta distinto. Las orquestas no suenan igual cuando cambian la batuta. Si no estáis de fiesta -risas- podéis verlo cada 1 de enero en el concierto de Año Nuevo de Viena.
-El Barça de Pep, el del sextete, es el súmmum del idioma Barça tal y como lo entendemos ahora. Es irrepetible, ¿verdad?
-Nadie había ganado esos títulos en un curso y nadie lo ha repetido. Eso indica la dificultad, pero el idioma Barça como todo lo que venimos diciendo, va introduciendo nuevos vocablos, nuevos acentos, no es una lengua inamovible por lo que podemos ver  otras cumbres del juego de posición con variantes respecto a aquél de 2009.
Primera parte de la entrevista con Martí Perarnau, periodista, escritor y exatleta olímpico.
Etiquetado , , , , , , ,
Anuncios