Archivo de la categoría: Perfiles

Isco: el último desafío


“Lo mejor está por llegar; nadie sabe dónde está su límite”
. Lo dijo quien lleva dirigiéndolo dos años. Dos años de constante evolución, desde ese jugador cuasi inexperto que llegó desde Valencia para dar oxígeno a Cazorla y reencontrarse con su ciudad natal. La sucesión de halagos a Isco se queda habitualmente en el detalle técnico, en el control para highlights o en el regate entre tres. Pero su trascendencia en el Málaga es mayor. Asume el peso del centro del campo cuando el rival empuja alejándose de la portería, da uno de los primeros pases sin dejar de dar el último. Futbolísticamente, no es el niño, no es la genialidad, sino el jugador.
Artículo completo publicado en El Enganche. Sigue leyendo –> 

 

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

Khedira: bastón y libertad


El Madrid no es el equipo brillante del pasado curso. A todas luces, también a las de Mourinho, ha bajado un peldaño a la hora de afrontar una defensa replegada. Incluso una presión a menudo alta como la del Dortmund. Khedira no es una solución en sí, sino un contraste al colectivo. Esa antítesis necesaria. Riguroso en defensa y suelto en ataque. Sin la responsabilidad que se le da a cualquier otro jugador. Cualquier otro pesa más para la vigilancia del contrario. Por eso, Sami, avispado y tenaz, aprovecha su poco atractivo futbolístico para sumar en todos los contextos.
La ausencia del caudal ofensivo Marcelo merma. Y merma en el inicio, en la facilidad para generar superioridades e incluso en la finalización. Khedira no facilita un carril, ni siquiera es un apoyo controlado, sino un eslabón libre a partir de la recepción –relativamente cómoda– de Xabi. A partir de aquí, él aparece en los apoyos centrales hasta que el balón cae a banda. Este curso, ha dejado alguna pincelada del Khedira alemán. Box to box. Estar, apoyar, desaparecer y llegar. Aprovecha su –aparente– inocuidad para sumar.
El otro benefactor directo y silencioso es Xabi. Aunque Essien, aún por ver en su máxima expresión, puede ser el compañero ideal, Khedira es la bombona de oxígeno que acude sin ser llamada. Un bastón que no hace ruido. Su función es la rigurosidad defensiva, echar el cierre a los pasillos interiores. En definitiva, es la escoba que va recogiendo lo que otros no han podido levantar. Recordados marcajes a Iniesta y tremenda inteligencia táctica para deslizarse suavemente hacia su voluntad. Donde no llega Xabi siempre aparece Sami.
La conclusión a la que podemos llegar es que Khedira no será imprescindible en ningún equipo del mundo. Parecería banal para el propio jugador esta afirmación, pero no. Es extraordinariamente complejo encontrar quien suma allá donde aparece supeditando el colectivo a la figura; el trabajo al placer, y el pragmatismo al gesto. No es dueño de nada, pero apoya a todos. El bastón, el amigo fiel que aparece en silencio para levantarte. Además, no hace ruido. Como decía Shakespeare: “La lealtad tiene un corazón tranquilo”.
Foto: Europa Press.
Etiquetado , , , ,

Perfil: Leandro Paredes

De la continua sucesión de nombres herederos de Riquelme que a la prensa y el hincha -a veces la misma persona- le gusta proclamar, él es el más riquelmiano de todos. Demasiado joven, pero con suficientes similitudes para sonreírle. Incluida que el propio Román le designe como el más digno sucesor, con el peso que conlleva soportar ‘eso’ en la época de transición tras el ’10′ más relevante que tuvo Boca. El próximo y definitivo paso en su escala como futbolista es que la casa que le vio como un niño le reconozca como un hombre. Aún falta.

FICHA TÉCNICA
Nombre completo: Leandro Daniel Paredes
Nombre futbolístico: LEANDRO PAREDES
Fecha de nacimiento: 29/06/1994
Nacionalidad: Argentina
Altura: 1,80 m
Peso: 75 kg
Club: Boca Júniors
Campeonato: Liga Argentina
Ámbito físico-técnico
Es el híbrido entre el mediapunta sudamericano y el europeo. Paredes va a la base a recibir para estar en continuo contacto con el balón. Pese a esto, no tiene la agilidad para orientar sus recepciones retrasadas e iniciar a jugar. Le cuesta, prefiere masticar la jugada y que el balón la vuelva a él en el siguiente peldaño. Su aspecto más europeo se basa en la conducción, en la aceleración, pero con gestos técnicos sudamericanos. Pisa el balón y se recrea en la belleza de la jugada. Su carrera erguida le hace parecer más veloz de lo que es, pero es un jugador de cambios de ritmo con el cuero, de fintas realizadas con el cerebro más que con la cadera. Pisa el balón y usa los brazos -riquelmiano- para eliminar contrarios y funciona, muy a menudo, como magneto para filtrar después un pase al compañero libre. Diestro, con notable capacidad para el balón parado y la salida interna o externa tras recepción o regate, aunque prefiere tenderse al perfil izquierdo, desde donde tiene la posibilidad de sacar el disparo.
  Ámbito táctico y toma de decisiones
A riesgo de petrificar la realidad -concepto nietzscheano-, es la faceta en la que más debe progresar. Tácticamente, la posición en el Boca de Falcioni tiene más peso que el jugador per se. Esto es, el esquema (4-3-1-2) estaba pensando en función a esa posición; mejor dicho, en función a un jugador: Riquelme. Ahora, Boca trata de ganar mayor número de superioridades por fuera, pero sigue siendo una condición intrínseca al sistema que el caudal principal de juego recaiga sobre el ’10′. Por tanto, Leandro, aún inmaduro, encuentra sobre su espalda la responsabilidad de moverse en vertical y ofrecer los apoyos para clarificar y hacer fluir a su equipo. Aquí, en el paso del niño al hombre, es donde debe mejorar.
Es ’10′ puro y será complicado verle en otra posición. Al menos en el Boca de Falcioni. Quien les escribe piensa que en otro equipo podría llegar a ser el interior más suelto de una línea de 3. Para ello debe ser capaz de seleccionar los pases. Paredes aparece en todos los escalones de la jugada con una posesión de cierta entidad: se acerca a la base y devuelve; aparece por el interior unos metros por delante y si la jugada vuelve, acabará cambiando el ritmo hacia el área, atacando el espacio. Ahí dista de Riquelme, él es capaz de eso; pero incapaz de soportar y elegir el tempo del partido.
Paradójicamente, siendo ’10′, sus peores decisiones las suele tomar con espacios o vías de disparo, donde elige la opción individual en una mayoría de ocasiones. Aparecer con ventaja cerca de la frontal significa buscar el gol. Su buen golpeo le incita, pero a menudo se precipita sabedor de su cualidad. No obstante, tiene una virtud más técnica que táctica y es la de atraer para generar espacios que ataquen compañeros. Y es una virtud diferencial porque siempre acaba facilitando el pase. Debe mejorar aquí, donde más, puesto que será el olvido de la niñez. Un paso difícil, que debe ser cocinado a fuego lento, pero diferencial.
Etiquetado , , , ,

Perfil: Erik Lamela

Es argentino. Y salió muy joven de su país, de aquel River Plate que descendió, hacia un equipo grande de Italia. Esto nos guía directamente a la conclusión de que estamos ante un jugador especial. La inmadurez como jugador con la que llegó a Europa, en unas condiciones tan particulares como Italia y la Roma (de Luis Enrique a Zeman), le harán progresar, sin duda, aunque aún está por ver que su talento sea algo más que un gesto técnico y un buen gol. Lamela es especial, tiene más, pero no debe ser continuamente intermitente.

FICHA TÉCNICA
Nombre completo: Erik Manuel Lamela
Nombre futbolístico: LAMELA
Fecha de nacimiento: 4/03/1992
Nacionalidad: Argentina
Altura: 1,84 m
Peso: 74 kg
Club: AS Roma
Campeonato: Serie A (Italia)

DESCRIPCIÓN FUTBOLÍSTICA

Ámbito físico:
Zancada larga y sensación de más presencia de la que indica su altura. Corre erguido y utiliza los brazos, recordando por momentos a Kaká, para librarse de sus rivales mientras avanza y utiliza perfectamente su cuerpo para acomodar y proteger el balón en los controles e interponerlo cuando cambia de ritmo entre el contrincante y el balón. No es demasiado explosivo, pero posee un cambio de ritmo corto e intenso que resulta definitivo en tramos cortos.
 – Ámbito técnico:
El más refinado de los ámbitos a análisis. Tremendamente zurdo, pero la perfección de su pierna izquierda le permite no usar la derecha más que para apoyar cuando corre y para alguna finalización de urgencia. Es precisa y posee un disparo potente con ella, aunque el contexto ideal para él sucede cuando recorre la diagonal desde la banda derecha hacia dentro y filtra un paso hacia el interior o, preferentemente, dispara al palo largo a cualquier altura. Convencido de la valía de su zurda, es habitual observarle alguna rabona como recurso.
En su depurada técnica existen recursos variados entre los que destacarían dos: la utilización del borde interno del pie para disparar y pasar con gran exactitud y la pisada al balón para amagar y driblar. Es hábil y el cambio ritmo en la jugada lo lee con solvencia, con la única carencia de que, como Robben, le cuesta salir hacia su perfil derecho dada su dependencia. No es natural su salida y se percibe, simplemente, por la utilización del cuerpo cuando elige su pierna mala. Aún así, el perfeccionamiento de su zurda le hace imprevisible, sobre todo en la situación que mejor maneja: desde la derecha hacia adentro.
 – Ámbito táctico:
Luis Enrique le utilizó en distintos partidos partiendo desde la posición de ’10′ e incluso por la derecha. Dos posiciones que ocupó en las categorías inferiores de River, pero donde más brilló, tanto con la selección -no absoluta- como en su última campaña en River es desde la derecha, donde su capacidad para fintar también le permite esa dosis de imprevisibilidad. Siempre por delante del centro del campo, puede funcionar como extremo cerrado de un 4-3-3 ó 4-2-3-1, pero sin tener demasiada responsabilidad para la transición defensiva, donde sufre y está lejos de ser un notable jugador.
Artículo publicado en Perarnau Magazine —>
Foto: EFE.
Etiquetado , , , , ,

Perfil: Francisco Portillo

A fuego lento, madurando muy lentamente. Portillo siempre apareció sin peso específico en el Málaga. Guadianés de nacimiento futbolístico, sus cualidades técnicas eran evidentes sin ser un portento físico ni tener el gesto técnico-visual de Isco. El aficionado de La Rosaleda observaba algo en el jugador y, por fin, parece haberle llegado el momento. Tiene talento, un talento difícil de pulir, pero especial. Algo tan complejo como básico: sentido para jugar.
Artículo completo publicado en el Perarnau Magazine –>
Etiquetado , ,
Anuncios